Una pulmonía ataca gravemente a Domingo Savio

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesianos, Domingo Savio, Santo Domingo SavioCiudad de Guatemala, Guatemala
Texto: Parroquia Espíritu Santo
Fotos: Parroquia Espíritu Santo

El médico de Mondonio dijo que lo que el joven necesitaba eran unas sangrías. Éstas son dolorosas y los jóvenes les tiene pavor, pero Domingo soportó las diez cortadas que le hicieron en esos días para extraerle sangre, con gran valor y paciencia, y ante el médico que se admiraba de su valor, le decía: “Es que esto no es nada, comparado con las heridas que le hicieron por nosotros, a Jesucristo en la Cruz”.

El médico y los papás creían que Domingo se iba a curar, pero él, quizá iluminado por algún aviso del cielo, estaba seguro de que su muerte llegaba ya en esos días. Por eso convenció a sus padres para que le trajeran al párroco, quien lo confesó y le dio la Sagrada Comunión, la cual recibió con especial fervor como si fuera la última de su vida.

Todo marchaba prometedor pero, sin previo aviso, una pulmonía atacó al joven enviándolo definitivamente a cama, donde recibió todas las atenciones de sus padres y del médico sin lograr que mejorara. Domingo ya no se volvería a poner de pie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: