25 de enero: Conversión del Apóstol San Pablo

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santoral, Santo del Día, Santo DiarioConversión del Apóstol San Pablo

San Pablo (Saulo) nació en Tarso, hijo de una familia judía, hacia el año 8. Fue educado en el judaísmo por los rabinos de su ciudad natal, pero,s iendo aún muy joven, fue enviado a Jerusalén para estudiar el judaísmo con el más famoso maestro de su tiempo: Gamaliel. A los tres años volvió a su ciudad, Tarso, y allí aprendió el oficio de tejedor. Vuelto a Jerusalén se hizo de la secta de los fariseos, porque, según él, eran los que mejor conservaban todo lo que hacía referencia a la religión judía. En Jerusalén fue testigo del martirio de San Esteban: los que apedreaban al santo dejaban sus prendas a los pies de Saulo que las vigilaba.

Después de esto comenzó una persecución contra los cristianos. En ella Saulo puso todo su empeño en borrar a los nazarenos (cristianos) de todo el territorio de Jerusalén. Cuentan que él entraba a las casas, detenía a los discípulos de Jesús, se los llevaba y los metía en la cárcel. Según él no había que dejar a ninguno con libertad. La religió judía era todo para Saulo y el cristianismo era un pegote que había que borrar.

Cuando ya no encontraban a nadie por la ciudad, pidió permiso y documentos a las autoridades para ir hasta Damasco, la capital de Siria, para llevar presos hasta Jerusalén, a todos los cristianos que encontrase.

¡Qué poco se imaginaba Saulo lo que le iba a pasar por el camino!

Iba muy satisfecho camino de Damasco cuando, de repente, una luz inmensa lo tiró del caballo y se oyó una voz que decía: <<¡Saulo, Saulo! ¿Por qué me persigues?>>. Saulo, desde el suelo, cegado por la luz dijo: <<¿Quién eres, Señor?<<. Y la voz le dijo: <<Yo soy Jesús a quien tú persigues. Levántate, entra en la ciudad y se te dirá lo que tienes que hacer>>. Sus acompañantes no habían visto nada, pero habían oído la voz. Lo llevaron a Damasco y Saulo, ciego, pasó tres días sin comer.

Al tercer día se le presentó Ananías, un buen discípulo de Jesús que, por mandato del Señor, se acercó a Saulo y le impuso las manos. Entonces Saulo recobró la vista. Se levantó y fue bautizado. Tomó el nombre de Pablo.

A partir de ahí estudió el cristianismo con Ananías y con otros discípulos y defendía sus nuevas ideas y creencias con la fuerza que los judiós quisieron matarlo. Le ayudaron los cristianos y pudo huir de la ciudad. Y comenzó sus viajes por todo el imperio romano predicando a Jesús como el Mesías salvador de todos los hombres judíos y paganos. Fue el último de los apóstoles. Y, como todos ellos, mártir: lo mataron en Roma.

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santoral, Santo del Día, Santo Diario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s