22 de enero: Beata Laura Vicuña

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santoral, Santo del Día, Santo DiarioBeata Laura Vicuña,
salesiana

Laura Carmen Vicuña del Pino nació en Santiago de Chile, el 5 de abril de 1891. Y murió en Argentina a los doce años. Al quedar viuda su madre, con dos hijas pequeñas, emigró a Argentina porque los perseguían en Chile por motivos políticos.

En 1900, Laura y su hermana Julia Amanda fueron al colegio de las Hijas de María Auxiliadora en Junín de los Andes. Pronto fue muy devota de María Auxiliadora y soñaba que cuando fuera mayor sería como aquellas religiosas tan alegres.

Laura descubrió que su madre era demasiado amiga de Manuel, el dueño de una gran finca donde vivían y aquella mala amistad era un escándalo para todos. Laura sufría mucho. Y rezaba mucho para que no continuara su mamá junto a Manuel, que era un hombre casado. El año 1901 fue muy importante para Laura: hizo su primera comunión, y decidió ser la mejor amiga de Jesús. Hizo entonces tres propósitos:
– Dios mío, quiero amarte y servirte durante toda mi vida; por eso te entrego mi alma, mi corazón y todo mi ser.
– Antes quiero morir que ofenderte por el pecado: por eso quiero moritifcarme en todo aquello que pudiera apartarme de ti.
– Propongo hacer todo lo que sepa y pueda para que tú seas conocido y amado y para reparar las ofensas que todos los días recibes de los hombres.

Aunque insistió para que madre dejara a Manuel, como buena hija seguía amándola mucho y rezando por ella. Y el 13 de abril de 1903 ofreció su vida a Jesús, para que su madre cambiara de vida y se salvara.

Además quiso Manuel hacer pecar a la pobre Laura, cuando volvió de vacaciones a la fienca. Pero Laura no quiso y defendió con todas sus fuerzas su pureza. Se lo había prometido a Jesús: <<Antes morir que pecar>>. Y se fue de nuevo al internado del colegio, huyendo de la persecución de Manuel, por quien ella también rezaba a Jesús para que dejara a su madre y ser convirtiera.

El invierno de 1903 a 1904 fue muy frío y muy lluvioso e inundó el colegio. La gran humedad afectó a Laura, que había ofrecido su vida a Dios por la salvación de su madre; le afectó mortalmente una pulmonía terrible. Dios aceptó el ofrecimiento de su vida, y Laura murió como una santa el 22 de enero de 1904, cuando tenía doce años.

Todos la consideraban como una santa. La beatificó el Papa Juan Pablo II en 1988. Y sobre su sepulcro está escrito: Laura Vicuña, flor eucarística del Junín de los Andes. Su vida fue un poema de pureza, sacrificio y amor filial.

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santoral, Santo del Día, Santo Diario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: