03 de enero: Santísimo Nombre de Jesús

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santoral, Santo del Día, Santo DiarioSantísimo Nombre de Jesús

El santo de hoy no es uno más: es Jesús, el mejor Amigo. Y lo llamamos por su nombre: Jesús, como lo llamaba su madre, la Virgen María. Otros lo llamarían Cristo, Jesucristo, Cristo Jesús, el Señor… todo está bien. Pero tú y yo estamos de acuerdo por lo menos en una cosa: que el nombre que más le gusta a él es el que su Madre le decía cuando lo llamaba: Jesús. Bueno, la Virgen le diría Yosua, porque así se pronuncia el nombre de Jesús en arameo, que es la lengua que hablaban en Nazaret.

Es el nombre más importante que ha habido en todos los tiempos. Significa <<Dios salva>>, por eso también se llama a Jesús <<el Salvador>>. Y no lo inventó María ni su esposo San José, sino Dios mismo. Y Dios se lo comunicó a María cuando le anunció, por medio del arcángel San Gabriel, que iba a ser la Madre de Dios, y a San José cuando se le apareció en sueños un ángel y le comunicó que su esposa, María, estaba milagrosamente embarazada de un niño que se llamaría Jesús.

Dice San Pablo que <<ante el Nombre de Jesús se arrodillan todos los seres del cielo, de la tierra y de los abismos, porque es el Nombre más importante que existe>>.

Y San Bernardo, dice que el Nombre de Jesús es luz y alimento. Es luz, porque nos ilumina sobre la tarea principal de Jesús, que es salvarnos del demonio, del pecado y de la muerte. Es alimento, porque siempre que lo recordamos o lo pronunciamos alimenta el alma, llena el corazón, nos consuela en las tristezas y nos anima en las alegrías.

¿Entiendes ahora por qué tantas mamás enseñan a sus hijos esta oración para rezar al acostarse: Jesucito de mi vida, eres niño como yo, por eso te quiero tanto y te doy mi corazón. Tómalo, tuyo es, mío no? Claro que sí: Jesús fue niño como tú, y tuvo amigos niños que le llamaban Jesús, y fue un estupendo compañero. Ellos le querían mucho: y seguro que tú también lo quieres y le rezas y le cuentas lo que te pasa. ¡Cómo un amigo!

Cuando fue mayor, todos los niños querían estar alrededor de Jesús. Y les explicaba las cosas contándoles lo que él llamaba <<parábolas>>: historietas o cuentos en los que habla de lo bueno que es Dios, nuestro Padre, que siempre nos perdona cuando hacemos algo mal y le pedimos perdón, en nombre de Jesús. A los apóstoles les molestaban tantos niños y querían que los dejaran en paz. Y Jesús se enfadó con los apóstoles y les dijo: <<Dejad que los niños se acerquen a mí. Para poder ir al cuelo hay que hacerse como un niño obediente a su Padre Dios>>. Y los bendecía y los acariciaba con un inmenso cariño. Total, que para Jesús, el mejor amigo de los niños, ere uno de sus preferidos.

La mejor palabra que puedes decir es Jesús: es como la miel para los labios, es la mejor música para el oído, es el gozo del corazón. ¡Ni un día de tu vida sin decirle algo a Jesús, comenzando por su santísimo Nombre!

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santoral, Santo del Día, Santo Diario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: