25 de diciembre: Navidad

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santo del Día, Santoral DiarioNavidad

Navidad es lo mismo que decir Natividad de Nuestro Señor Jesucristo. Éste es el gran misterio que celebramos hoy. Jesús, el Hijo de Dios, vino al mundo para salvarnos del pecado y hacernos a todos hijos de Dios. Por eso nació en Belén, como hijo de la Virgen María y con los cuidados de San José.

Te cuento ahora cómo sucedieron las cosas según los Evangelios.

María y José vivían en Nazaret felizmente. A María le faltaba poco para dar a luz al hijo que esperaba, según el anunció que le había hecho el Arcángel Gabriel. Pero en aquellos días llegó una orden del emperador de Roma por la que había que hacer una lista de todos los habitantes de Palestina y cada uno tenía que ir a apuntarse al sitio donde había vivido su familia en tiempos anteriores.

Así que José y María tuvieron que ponerse en camino hacia Belén, porque era la ciudad del rey David, y José y María eran descendientes suyos.

Cuando llegaron a Belén no encontraron sitio en la posada, porque había llegado mucha gente. José buscó por todas partes un sitio para pasar la noche y sólo encontró un establo. Decidieron quedarse allí, arregló el sitio lo mejor que pudo y aquella noche precisamente nació Jesús.

El que esperaba todoe l pueblo de Israel desde hacía muchísimos años, nació sin que nadie se diera cuenta. Nació pobremente para darnos a entender que venía para salvar hasta los más pobres.

Sí que se enteró un pequeño grupo de personas pero es que tuvieron un aviso muy especial. Había unos cuantos pastores por allí cerca, que dormía y vigilaban su regaño por turnos. Se les apareció un ángel del Señor que les dijo: ‘No tengáis miedo. Os traigo una buena noticia. Hoy en la ciudad de David os ha nacido un Salvador, el Mesías, el Señor. Os voy a dar una señal para que lo conozcáis: Encontraréis al Niño envuelto en pañales y acostado en el cielo y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor’. Se fueron corriendo para comprobar lo que les habían dicho y para ser los primeros en adorar al Niño. También ellos cantaron: ‘Gloria a Dios en el cielo’.

Los pastores se lo contarían a otros y también fueron a visitar al recién nacido. Esa cadena de adoración al Niño sigue en nuestros tiempos. Es lo mejor de la Navidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s