14 de diciembre: San Juan de la Cruz

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santo del Día, Santoral DiarioSan Juan de la Cruz,
Sacerdote y Doctor

Los padres de San Juan, Gonzalo de Yepes y Catalina Álvarez, tenína un pequeño telar en Fontiveros, provincia de Ávila y allí nació en 1543. Era el tercer hijo del matrimonio. Todo iba bien en la familia, no eran ricos, pero no les faltaba lo necesario.

Cuando Juan tenía tres años murió su padre. La madre y los niños se quedaron sin nada. Entonces comenzó con un traslado continuo de pueblo en pueblo para poder vivir. Se quedaron en Medina del Campo y Juan puede trabajar como ayudante en uno de los hospitales. Conoce y trata a los jesuitas y pudo estuviar en su colegio durante cuatro años.

Siente la llamada del Señor para ser religioso y entra en la Orden de los Carmelitas en 1563. Estudia en la Universidad de Salamanca y es ordenado sacerdote en 1567. En el verano de aquel año conoció a Santa Teresa de Jesús, monja carmelita que estaba empeñada en la reforma de las monjas carmelitas.

La madre Teresa quiere que los frailes carmelitas también sean reformados, porque decía que había que volver el fervor y las reglas del tiempo de la fundación, porque habían cambiado y eso no le parecía bien. Entonces convenció a Fray Juan de que él debía hacer lo mismo con los frailes. Y así fue.

En 1568 se abre el primer convento de Carmelitas Descalzos en Duruelo (Ávlia). Es una pequeña casa en el campo, en la que se juntan tres failes. Fray Juan se llamará desde ahora Fray Juan de la Cruz, un nombre que le gusta mucho a la Madre Teresa.
A los dos años tienen que marcharse a otro sitio más grande porque ya no caben. Son muchos los frailes que quieren vivir según la reforma del Padre Juan de la Cruz. Pero eso no gusta mucho a todos y hacen todo lo que pueden para deshacer su obra. Llega a Toledo, donde se refugia hasta que puede ir a El Calvario (Jaén). En Andalucía se queda unos años. En todos los sitios adonde va, notan su santidad de vida, siempre paciente y amable, atendiendo a todos, predicando y enseñando.

Fue un gran poeta y escribió unas preciosas poesías alabando a Dios, contando las cosas que el Señor hace en el alma del que lo quiere. Luego en unos libros más largos explicaba todo lo que él quería decir para que los cristianos lleguen a ser santos.

Cuando llegó al convento de Úbeda (España) se puso enfermo y poco a poco la enfermedad se fue haciendo más grave, hasta que murió el 14 de diciembre de 1591. Se fue a cantar al cielo, como él decía. Tenía 49 años.

Fue canonizado por el Papa Benedicto XIII en 1726 y declarado Doctor de la Igelsia en 1926. San Juan Pablo II lo proclamó patrón de los poetas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: