El título de Auxiliadora.

Don Bosco había profesado durante toda su vida una profunda devoción a la Virgen María. En los inicios de la obra salesiana, había acudido a la Inmaculada Concepción, sin embargo, para sorpresa de todos sus “hijos”, después de veinte años de apostolado sacerdotal, un 8 de diciembre de 1862, hizo una afirmación contundente: “Hasta ahora hemos celebrado con solemnidad y pompa la fiesta de la Inmaculada, y en ese día comenzamos nuestras primeras obras de los Oratorios Festivos. Pero ahora la Virgen quiere que le honremos con el título de María Auxiliadora; los tiempos que corren son tan tristes que tenemos una necesidad profunda de que la Virgen Santísima nos ayude a conservar y a defender nuestra fe cristiana“.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, San Juan Bosco, Don Bosco

Es a partir de ese momento que Don Bosco decide consagrar la Congregación Salesiana a María Auxiliadora y tomarla como patrona y protectora de todos sus hijos.

Texto: Parroquia El Espíritu Santo / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s