07 de diciembre: San Ambrosio de Milán

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santo del Día, Santoral DiarioSan Ambrosio de Milán,
Obispo y Doctor

Aunque su familia era romana, Ambrosio nació en Tréveris (Alemania), porque su padre era el gobernador de las Galias, un territorio muy grande. Era hacia el año 338.

El padre murió siendo aún joven y la familia se trasladó a Roma, que era de donde habían salido. Se sabe que estaba en la ciudad en el año 353, porque asistó a la consagración de su hermana como virgen dedicada a Dios.

Estudió leyes y retórica e hizo de abogado durante unos años. Lo hizo muy bien, porque fue destinado a ser prefecto de las regiones de Liguria y Emilia, dos grandes comarcas del norte de Italia. Ambrosio tuvo que ir a vivir a Milán en el año 370.

Era un cargo importante, pero dedicado a las cuestiones de gobierno del imperio. Y sucedió algo inesperado. Resulta que murió el obispo, y el día de la elección del nuevo obispo, Ambrosio fue a la plaza de la catedral para vigilar y guardar el orden. Habían dos bandos, unos querían a un sacerdote conocido como nuevo obispo, otros querían a otro. No se ponían de acuerdo. Entonces se oyó la voz de un niño: ¡Ambrosio, obispo! La voz corrió por todas partes y todos los que estaban allí gritaron al mismo tiempo: ¡Ambrosio, obispo!

Ambrosio ni siquiera estaba bautizado, así que en una semana recibió el bautismo, la ordenación sacerdotal y la consagración como obispo: todo hacia el 5 de septiembre de 374. Enseguida se puso a estudiar con mucha voluntad toda la doctrina cristiana. Su maestro fue Simpliciano, un gran sabio cristiano. Luego, sería él el maestro de otro gran santo al que bautizó: San Agustín.

Una de sus grandes preocupaciones fue combatir con su palabra y sus escritos la herejía de los arrianos, que decían que Jesús no era dios, que sólo era un hombre muy especial. Tú ya sabes que el cristianismo dice que Jesús es verdadero Dios y verdadero hombre.

Se llevó muy bien con los emperadores Valentiniano I y Valentiniano II, pero con Teodosio las cosas no fueron tan bien. Teodosio había dado permiso a unos herejes para edificar una iglesia en Milán y también mandó matar a un grupo grande de hombres en Tesalónica en el año 390. Esta vez Ambrosio expulsó de la Iglesia al emperador y sólo lo perdonaría si cumplía un castigo como penitencia. Teodosio lo cumplió y fue perdonado en el día de Navidad del año 390.

Escribió muchas obras para que todos pudiesen aprender bien la doctrina cristiana. Cuando regresaba de un viaje se puso muy enfermo y murió el 4 de diciembre del año 397. Fue enterrado en la iglesia de Milán que lleva su nombre. San Ambrosio es el primero entre los Doctores de la Iglesia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: