30 de noviembre: San Andrés Apóstol

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santo del Día, Santoral DiarioFue el primero de los apóstoles que acogió la Palabra de Jesús y quedó convencido de que Él era el Mesías prometido por Dios.

Había nacido en la aldea de Betsaida, en la orilla del lago de Genesaret, igual que su hermano Pedro, y se dedicaban a la pesca. Pronto la familia se trasladó a la ciudad de Cafarnaún, donde era más fácil llevar los asuntos de su negocio.

Andrés debía ser un joven inquieto por las cosas espirituales. Era un judío convencido de su religión, pero buscaba un poco más de esperanza y fortaleza en su fe. Por eso, al oír que junto al río Jordán predicaba y bautizaba San Juan Bautista, se marchó a oírlo y a captar su mensaje para ser mejor persona. Y se hizo discípulo de San Juan.

Pero un día el mismo San Juan señaló a un hombre que estaba por allí y dijo: “Ese es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”. Que quiere decir: Ése es el Elegido de Dios. Ya habrás entendido que ese señalado por Juan era Jesús.

Andrés no lo pensó más t se marchó detrás de Él, acompañado de Juan, hermano de Santiago. Cuando Jesús notó que lo seguían, se volvió y les preguntó qué querían. A Andrés no se le ocurrió otra cosa que preguntarle: “¿Dónde vives?” Respondió Jesús: “Venid y lo veréis”. Estaban tan contentos y encantados que se quedaron con él toda aquella tarde.

El bueno de Andrés estaba ya convencido del todo de que Jesús era el Enviado de Dios para ser el salvador de los hombres. Era el Mesías que el pueblo judío estaba esperando desde hacía mucho, muchísimos años.

Se marchó y se lo contó todo a su hermano Pedro, no podía aguantar la alegría que llevaba dentro. Al poco tiempo Jesús pasó por Cafarnaún y, sin más, dijo a los dos hermanos cuando estaban trabajando en la barca con las redes: “Venid conmigo y os haré pescadores de hombres”. Y ellos lo dejaron todo y lo siguieron.

Cuando Jesús hizo el milagro de la multiplicación de los panes y los peces, fue Andrés quien presentó al Señor al muchacho que llevaba cinco panes y dos peces y sobre los cuales Jesús pronunció la bendición y dio de comer a más de cinco mil personas.

Vuelve a aparecer Andrés en el Evangelio cuando quiere presentar a Jesús a unos griegos que querían conocerlo. Jesús parece que no le hace mucho caso, pero es el momento en que anuncia que será glorificado por todos.

Después de la ascensión de Jesús al cielo, Andrés, como los demás apóstoles, también se marchó a predicar el Evangelio por las ciudades de las orillas del mar Mediterráneo. Llegó hasta Grecia y allí en la ciudad de Patras, sufrió el martirio hasta morir clavado en una cruz en forma de aspa.

Su recuerdo y su culto se extendió desde Constantinopla hasta Inglaterra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: