Ejercicio del 24 de cada mes: Noviembre – Para los tiempos difíciles, la Auxiliadora.

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, María Auxilaidora, Virgen Auxiliadora, Virgen de Don BoscoMotivación.

No siempre los devotos de la Virgen descubren en su experiencia mariana el rol que Dios ha confiado a María para que preceda, acompañe y anime nuestro camino de la fe. Descubrirlo es fruto de nuestra maduración cristiana. Don Bosco, al experimentar la protección y la cercanía de la Virgen, iba valorando y descubriendo el papel que María realizaba en su propia vida, en la vida de sus jóvenes y, muy particularmente, en la vida de la Iglesia.

Como fruto de esta profundización mariana surgió el compromiso de extender la devoción a la Virgen como Auxiliadora. No fue un simple cambio de título. Una seria e importante motivación lo llevó a ello.

Lectura Salesiana.

En cuanto apóstoles comprometidos al servicio de la Iglesia, tenemos que relacionarnos con María como Auxiliadora del Pueblo cristiano.

Es necesario recordar, ante todo, que esta advocación mariana no la inventó Don Bosco. No se le ocurrió propiamente a él. Podemos decir, con toda verdad, que se le impuso, más allá de su propia voluntad.

Efectivamente, ante la preocupada sorpresa de sus hijos reunidos, después de veinte años de apostolado sacerdotal en los que había predicado sistemáticamente la devoción a María en cuanto “Inmaculada”, hizo Don Bosco, casi de improviso, una afirmación contundente: “Hasta ahora hemos celebrado con solemnidad y pompa la fiesta de la Inmaculada, y en ese día comenzamos nuestras primeras obras de los Oratorios Festivos. Pero ahora la Virgen quiere que le honremos con el título de María Auxiliadora; los tiempos que corren son tan tristes que tenemos una necesidad profunda de que la Virgen Santísima nos ayude a conservar y a defender nuestra fe cristiana.

De hecho, la advocación de Auxiliadora pone en relieve específicamente “la presencia activa de María, Madre de la Iglesia, en los momentos y en las situaciones de mayor necesidad del pueblo cristiano y del Papa. La de Auxiliadora es una devoción que va de acuerdo con las diversas fiestas y títulos de la Virgen, pero que contempla y venera todas sus grandezas desde una visión operativa de incremento y de defensa de la Iglesia. Es una devoción en armonía con un corazón apostólico, situado históricamente en momentos particularmente difíciles”.

Así la entendío y así la vivió Don Bosco. Y por eso podemos decir que:

-En cuanto Auxiliadora, María inspiró, alentó y sostuvo la incansable combatividad apóstólica de Don Bosco.

-En cuanto Auxiliadora, María ayudó a Don Bosco a desarrollar y afirmar hasta el heroísmo su sentido de Iglesia.

Dios nos habla (Libro de Judith 13, 1-17)

Cuando se hizo tarde, sus ayudantes se retiraron inmediatamente, Bagoas cerró la carpa por fuera, después de hacer salir a los que estaban con su señor, y todos se fueron a dormir, rendidos porque habían bebido demasiado. Sólo Judit quedó en la carpa, mientras Holofernes, completamente ebrio, yacía tendido en su lecho.

Judit mandó a su servidora que se quedara fuera de su dormitorio y que la esperara a la salida como todos los días, porque había dicho que saldría para hacer oración y había hablado en el mismo sentido a Bagoas. Cuando todos ya se habían retirado de la carpa, y no quedaba nadie dentro de ella, ni grande ni pequeño, Judit, de pie junto al lecho de Holofernes, dijo en su corazón: «Señor, Dios todopoderoso, mira favorablemente en esta hora lo que voy a hacer para la exaltación de Jerusalén. Ha llegado el momento de acudir en ayuda de tu herencia, y de realizar lo que me había propuesto para aplastar a los enemigos que se alzaron contra nosotros».

Judit se aproximó entonces a la barra del lecho que estaba junto a la cabeza de Holofernes, descolgó de allí su espada, y acercándose al lecho, lo tomó por la cabellera y exclamó: «¡Fortaléceme en esta hora, Dios de Israel!». Luego le asestó dos golpes en el cuello con todas sus fuerzas y le cortó la cabeza. Hizo rodar el cuerpo desde el lecho y arrancó el cortinado de las columnas. Poco después, salió y entregó a su servidora la cabeza de Holofernes. Esta la metió en la bolsa de las provisiones, y las dos salieron juntas, como lo hacían habitualmente para la oración. Atravesaron el campamento y, bordeando el barranco, subieron la pendiente de Betulia hasta llegar a sus puertas.

Judit gritó desde lejos a los guardias de las puertas: «¡Abran, abran las puertas! Dios, nuestro Dios, está con nosotros para manifestar todavía su fuerza en Israel y su poder contra nuestros enemigos, como lo ha hecho hoy». Apenas escucharon su voz, la gente de la ciudad se apresuró a bajar a las puertas, y convocaron a los ancianos de la ciudad . Todos acudieron rápidamente, desde el más pequeño hasta el más grande, porque les parecía increíble que hubiera vuelto. Abrieron las puertas para recibirlas, encendieron una hoguera para poder ver y se agolparon alrededor de ellas. Judit les dijo en voz alta: «¡Alaben, alaben a Dios! Alaben a Dios, que no ha retirado su fidelidad del pueblo de Israel, sino que, por mi intermedio, ha destrozado esta noche a sus enemigos».

Entonces sacó la cabeza de la bolsa y la mostró, diciendo: «Aquí está la cabeza de Holofernes, el general en jefe de los ejércitos asirios, y este es el cortinado bajo el cual estaba tendido completamente ebrio. ¡El Señor lo ha matado por la mano de una mujer! ¡Por la vida del Señor, que me protegió en el camino que recorrí! Mi rostro lo sedujo para su perdición, pero él no cometió conmigo ningún pecado que me manchara o me deshonrara». Todo el pueblo quedó fuera de sí y, postrándose, adoraron a Dios y exclamaron unánimemente: «Bendito eres, Dios nuestro, porque hoy has aniquilado a los enemigos de tu pueblo».

Meditemos la Palabra.

El motivo por el que Don Bosco se hace el apóstol de la devoción a María con el título de Auxiliadora es porque ve a la Virgen como “la Auxiliadora de los tiempos difíciles”.

La Auxiliadora, como una nueva Judith, se nos acerca, con el poder de quien ha sido coronada como Reina del Universo, para darnos aliento, para darnos la fuerza, la esperanza y la perseverancia en la construcción del Reino del Señor.

Para compartir.

¿Cómo llevar a cabo todo esto que me mandas?, decía Juanito Bosco en su sueño de los nueve años. “A su debido tiempo lo entenderás”, le dice la Virgen, la Pastorcita de sus sueños. Que Ella era la Auxiliadora lo entendió en sus muchos proyectos, dificultades y problemas. “Ella lo ha hecho todo”. ¿En qué momento descubrimos que para nosotros también Ella es Auxiliadora?

Invoquemos el Auxilio de María.

Madre y Auxiliadora, yo sé que estás constantemente pensando en mí, que te preocupa mi desarrollo como persona humana, que te apenas cuando me dejo llevar por el egoísmo, cuando me acapara la mentira y el desánimo.

Yo sé que estás llamando a mi puerta en los momentos de duda, cuando estoy a punto de echarlo todo por la borda, renunciando a vivir según mis ideales.

Que estás en mi puerta para avisarme de la llegada de mis enemigos, y para luchar conmigo contra sus armas y sus engaños. Yo sé que estás en mi casa, en mi vida, alimentando mi fe, estimulando mis luchas, compartiendo mis triunfos y fracasos, acercándome a los hermanos en su necesidad, y celebrando la alegría del encuentro y de la fraternidad.

Tengo el firme convencimiento de que eres quien más me quiere, quien más me anima, quien más me corrige, quien mejor me perdona. Sé que eres mi Madre y mi Auxiliadora, por siempre; aunque yo te fallara aparatosamente estarías siempre a mi lado esperando una oportunidad porque me quieres feliz haciendo felices a los demás.

Ahora puedo decirte que soy más feliz cuanto más cercano a ti estoy, y quiero que sea así hasta mi última hora.

En cuerpo y alma me ofrezco a ti.

Madre y Auxiliadora, ruega por mí. Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s