Un día para recordar a María Auxiliadora

Ciudad de Guatemala, Guatemala
Miércoles, 24 de octubre de 2018

Hoy, como cada 24 de mes, lo dedicamos a nuestra querida María Auxiliadora y, para exaltarla, hemos iniciado con la Santa Misa en su honor. Debajo de la galería fotográfica te dejamos un pequeño vídeo donde te explicamos porque el 24 de mes está dedicado a la Virgen Auxiliadora y, también, la Santa Misa que hemos vivido hoy.

Te dejamos un pequeño fragmento de la homilía:

Hoy es 24 de mes y en la familia salesiana la mirada se va hacia la Madre, nuestro Auxilio.

El 24 de mes, en la tradición salesiana, miramos a la Madre, Auxiliadora nuestra, y ahí encontramos de nuevo fuerzas para seguir la lucha de cada día; fuerzas para no dejar de rezar. Mirando a esa madre, nuestro perpetuo Auxilio, perpetuo socorro, encontramos fuerzas para seguir en Misa, fuerzas para seguir rezando esas cuentas del Rosario que para ella que es Madre de ternura no las desperdicia, Ella no desperdicia nada absolutamente.

Ella ruega por nosotros para que confiemos en su Hijo Jesucristo y es el Señor quien nos sostiene; todo lo que pidan se les dará; pidan, toquen y se les abrirá. Busquen, busquen y encontrarán dice la Palabra de Jesús y Él es el que siempre cumple.

Nosotros somos buenos para predicar, ceremoniar, catequizar y repetir constantemente “amén”, “aleluya”, “Gloria a Dios”, pero el Señor es el Señor y en Él confiamos y en Él colocamos todas nuestras tribulaciones y mirando a la Madre, nuestro Auxilio, le decimos a Ella que no deje de mirarnos porque, a pesar de nuestras imperfecciones, Ella nos ve como mirada pura, limpia, misericordiosa que es la que nos levanta de todas nuestras caídas.

Recuerda muy bien, que cuando tú estás rezando a la Virgen Santísima, es Ella la que reza por nosotros; ese rosario que le rezas, ella no lo desperdicia. Ella es una madre que sabe que sus hijos somos distraídos, un poco malcriados pero, sabe que la amamos y ella, como Madre nuestra, no deja de rezar por nosotros.

Cuando le rezamos un Ave María, ella lo está rezando por nosotros, así que reanimemos nuestra confianza en el Señor y en la Madre Santísima, nuestra Auxiliadora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: