Nuncio Apostólico: “Cuántas veces nos acostumbramos al espíritu de pecado”.

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, SalesianoCiudad de Guatemala, Guatemala
Martes, 23 de octubre de 2018
Texto: Parroquia Espíritu Santo
Fotos: Parroquia Espíritu Santo

Es importante estar aconsejados, ¿cómo?, formándonos cristianamente pues nunca terminamos de formarnos; tenemos que ser personas completas, no personas a mitad que tienen como un sello con el que piensan que todo va bien, aunque no estén totalmente formados. El Espíritu Santo nos recuerda que el Señor todos los días se entrega por nosotros, y no se arrepiente; se sacrifica por nosotros y jamás se arrepiente.

Si tenemos esto presente, entonces también ten presente que por mi vida, por mi modo de actuar y de hablar debemos ser personas coherentes.

Recordemos que todo lo que tenemos de Dios es para entregarlo, es para servir a los demás, no para guardarlo para nosotros mismos y no compartirlo. Es importante que el Espíritu Santo nos recuerda el sentido de la vida, nos enseña como manejar nuestra libertad en este mundo en donde fácilmente nos dicen que la libertad consiste en hacer lo que me da la gana. La libertad no es eso.

Esa libertad malentendida es la liberad de escuchar a Satanás que nos dice “has esto”, sin que veamos el conjunto de cosas, sin que veamos el Plan de Dios. Y es que precisamente el Plan de Dios es hacernos libres del pecado, es que no estemos como esclavos de las pasiones de todo tipo, del pecado mismo.

Recordemos que todos los días hay que hacer elecciones de vida en las cosas pequeñas como en las grandes. Cuantas veces nos acostumbramos al espíritu de pecado que está en el mundo; hay tanta gente que lo hace, hay tanta gente que se porta mal y entonces pensamos: “yo no soy tan malo; yo no he matado a nadie. Yo no he robado”, y así nos vamos acostumbrando a esta flojera espiritual que hace muchas veces que no seamos ejemplares, buenos cristianos.

Sin embargo recordemos siempre que, con la fuerza de Dios todo lo podemos y preguntémonos cada día, si no tenemos como objetivo de la vida el ser santos, ¿qué estamos haciendo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: