15 de septiembre: Nuestra Señora de Dolores

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santo, Santo del Día, Santidad SalesianaAntes de la Pasión de Jesús, la Virgen también pasó por varios momentos que le produjeron mucha pena y dolor. Con el nacimiento de Jesús en Belén, aunque estaba contenta por ser madre, también estuvo dolorida al ver en qué pobreza había nacido. Sufrió mucho cuando se les perdió el Niño Jesús en el templo de Jerusalén durante tres días, y cuando su Hijo se despidió de ella para ir a predicar el Evangelio.

La Virgen estaba cerca de Jesús en la cruz. Todos los apóstoles abandonaron a Jesús, temerosos de que algo malo les llegara a ellos por ser discípulos del crucificado. María no, ella no se escondió, estaba de pie, junto a la cruz, sufriendo mucho al ver a su Hijo lleno de dolor. Cada gota de dolor de Jesús le llegaba a su madre. Tú sabes lo que sufren las madres cuando su hijo está enfermo, pues ya puedes imaginar cómo lo pasaría María al tener tan cerca a su Hijo a punto de morir por tanto sufrimiento.

La Virgen sabía por qué le pasaba todo aquello a su Hijo, ella sabía que todo era necesario y ofrecía también a Dios su sufrimiento para salvar a todos los hombres. Con su dolor ayudaba a Jesús en la salvación de los hombres.

Hoy debemos dar las gracias a María por su dolor, porque gracias a él, nosotros tenemos en ella una Madre que quiere a sus hijos con mucho amor, el mismo que tiene a su Hijo Jesús. Rézale un Ave María.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: