Un peligroso viaje

María Auxiliadora, Virgen Auxiliadora, Anécdota María Auxiliadora, Auxiliadora, Salesiano, SalesianosNarra Teresa Gómez:

Me dirigía hacia los llanos viajando en un bus que descendía a gran velocidad. En una curva muy cerrada, frente a un espantoso precipicio, el conductor perdió el dominio del vehículo y éste se echa rodar roca abajo.

Yo lo único que alcancé a gritar fue “María Auxiliadora”. No alcancé a decir el “rogad por nosotros”, porque a causa del fuerte golpe quedé desmayada. Cuando desperté estaba colgada de la saliente de una roca, enredada en mis vestidos entre las piedras, sin ninguna herida grave, mientras los demás pasajeros del bus yacían destrozados y muertos en el fondo del precipicio.

Estoy segura de que fue la poderosa intercesión de María Auxiliadora la causa de que en tan terrible accidente la única que logró quedar sin heridas haya sido esta ex alumna de un colegio suyo, que en todo momento de peligro la invoca con toda su fe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: