Mes con María Auxiliadora – Día 24: “Una madre reemplaza a otra madre”

María Auxiliadora, Virgen Auxiliadora, Virgen de Don Bosco, Auxiliadora, Mes de María Auxiliadora, Salesiano, Salesianos, Las CharcasMes con María Auxiliadora – Día 24: “Una madre reemplaza a otra madre”

El 25 de noviembre de 1856 muere Mamá Margarita, la madre de Don Bosco; la mujer que educó con tan maravillosa pedagogía a Juan y lo guió a la santidad. Ella había pasado los últimos diez años atendiendo como madre amorosa a los numerosos chicos pobres que tiene su hijo.

Aquella tarde, después del entierro, Don Bosco se va a la iglesia de María Consoladora, y llorando se arrodilla ante su imagen y le dice: “Oh piadosísima Virgen Auxiliadora: mis alumnos y yo hemos quedado huérfanos, sin madre en esta tierra. Tú tienes que ser de hoy en adelante la Madre mía, y la madre de todos estos mis chicos pobres”.

Y la Madre de Dios aceptó esta humilde petición. Nunca una persona ha reemplazado tan maravillosamente a otra, como la Virgen María reemplazó a Mamá Margarita en la vida de Don Bosco y en toda su obra.

Rezo del Ave María

¡Dios te Salve! María, llena eres de gracia; el Señor está contigo. Bendita tú eres, entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Pistas de Reflexión

¿Das gracias por la madre terrenal y también por la Madre Celestial?

Recuerda que en el cielo tienes a María, que es Madre de todos nosotros y que, con su amor de Madre, siempre quiere lo mejor para nuestra vida.

Florecilla del día escrita por Don Bosco

Piensa un poco: “¿Y si murieses esta noche, a dónde iría tu alma?”

Oración a María Auxiliadora

Oh María, Virgen Poderosa grande e ilustre defensora de la Iglesia, singular auxilio de los cristianos terrible como un ejército ordenado en batalla, Tú sola has triunfado en todas las herejías del mundo.

Oh Madre, en nuestras angustias, en nuestras luchas, en nuestros apuros, líbranos del enemigo y en la hora de nuestra muerte, llévanos al Paraíso. Amén.

María, Auxiliadora de los Cristianos, ruega por nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: