¿Cómo debemos de llamar a Dios: Yahvé o Jehová?

trinityCiudad de Guatemala, Guatemala
Texto: Parroquia Espíritu Santo

Pintura: Pieter Coecke van Aelst
Fuente: Catecismo de la Iglesia 205-209 / Catholic.net / Corazones.org

Los judíos no escribían ni pronunciaban el nombre de Dios. En su lugar usaban el tetragrama Y-H-W-H o la palabra Adonai o Elohim. En el Nuevo Testamento tampoco aparece explícitamente ni “Jehová” ni “Yahveh” sino “Kyrios” (Señor) y otras.

Ambas formas de escribir el nombre de Dios: Yahveh y Jehová pretenden ser la traducción del tetragrama. Ninguno de estos dos nombres existen en el idioma hebreo ni aparecen en las Sagradas Escrituras.

La palabra “Jehová”, error del siglo VII A.D.

En el siglo VII A.D. los maestros rabínicos de la escuela del Tiberíades, llamados “masoretas” (masoreta es derivado de masora: tradición) quisieron ponerle vocales a las palabras de las sagradas escrituras (pues se escribían sin vocales y aumentaba cada vez mas la confusión sobre como pronunciarlas). En cuanto al tetragrama YHWH, como nunca se pronunciaba, nadie sabía que vocales le correspondían. Tomaron entonces las vocales correspondientes a la palabra ADONAI (a-o-a), que era la palabra que leían en substitución del Tetragramma. La letra “i” al final de ADONAI no la contaron porque para los hebreos es consonante y no vocal. Además, cambiaron la primara “a” por la letra “e” por razones de fonética semítica (Según el sistema inventado por los masoretas, la consonante (Y) y primera letra del Tetragrama, por ser consonante fuerte no puede llevar la vocal “a” que es débil, sino que debe cambiarla por la vocal “e” que es una vocal fuerte). No obstante estos trabajos de los masoretas, el nombre YHVH (YodHayVahHay) seguía remplazándose en las lecturas por “Adonai”. (Cf. Enciclopedia Británica, Micropedia, vol. 10).

A partir del siglo XIV de nuestra era, se comenzó por primera vez a leer el nombre sagrado del Tetragrama con las vocales que los masoretas le habían colocado según su invento, es decir, con las vocales “e-o-a”, lo cual dió como resultado YeHoVaH. Esta versión errada se extendió a la cristiandad.

Algunos Protestantes y sectas insisten en la importancia de llamar a Dios “Jehová” como si esta fuese la forma divinamente revelada del nombre divino.

Cuando los Testigos de Jehová comenzaron sus actividades a finales del siglo pasado, no se llamaban Testigos de Jehová, sino Miembros de la Sociedad. Usaban las traducciones inglesas de la Biblia de aquel tiempo que decían que el nombre de Dios era Jehová. Es por eso que Joseph F. Rutherford, el sucesor de Charles T. Russell, fundador de los testigos, cambió el nombre de la Sociedad a Testigos de Jehová, pero no se dio cuenta
de que así estaba proponiendo como revelado por Dios un error filológico, la palabra Jehová. Los Testigos de Jehová hoy día reconocen la equivocación.

La palabra “YaHVéH”

En el siglo XX los exegetas bíblicos descubrieron el error.

Pruebas:

1-Muchos de los nombres bíblicos llevan la partícula corta de YaHVéH: Ex.15, 6; 17, 16; Is.12,2; Ps.68, 5; Cant.8, 6). Por ejemplo- Abdías: Abd Yah que quiere decir, siervo de YaHVéH. Elías: El Yah que quiere decir, mi Dios es YaHVéH. Jeremías: Jerem Yah que significa, sostiene YaHVéH. Isaías: Isa Yah… salva YaHVéH. La exclamación
litúrgica: “Hallel-u-Yah” significa: “Alabad a YaHVéH”. Por lo tanto, la primera vocal no es la letra “e” como pensaban los masoretas sino la letra “a”.

2- Clemente de Alejandría (siglo IV) y otros escritores muy anteriores a los inventos hechos por los masoretas en el siglo VII AD, transcribieron en griego este nombre como “Yavé”.

3-Teodoreto de Ciro, autor del siglo V, al comentar el libro del Exodo observa que aunque los judíos nunca pronunciaban el Tetragrama, los samaritanos lo pronunciaban “IABE”. Los samaritanos, desde su cisma con los judíos, rechazaron toda la evolución religiosa de estos. Hay que reconocer que en la pronunciación de los samaritanos tenemos la pronunciación de los judíos del siglo V a.C.

El significado de YHVH es “Yo Soy”. Dios reveló este nombre a Moisés diciéndole: “Yo soy el que soy. Esto dirás a los israelitas: Yo Soy me envía a vosotros” (Éxodo 3, 14). Los expertos dicen que la raíz de esta palabra es un verbo, HYH, que significa “ser”, con el matiz de que dura, algo así como “el que será porque es”. En nuestro idioma escribimos Yahvé o Yavé, la forma admitida hoy día, pero que resultaría pretencioso considerar como exacta.

Conclusión

Para nosotros los católicos el nombre correcto es Yahvé ya que, como anteriormente se muestra, es la traducción de YHVH; Jehová es un error que es utilizado por Evangélicos y Testigos de Jehová.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: